logo
Inicio > Noticias > cáncer de colon > > Cuidar la microbiota en la prevención del cáncer de colon

Cuidar la microbiota en la prevención del cáncer de colon

CÁNCER DE COLON - 7 de junio de 2024

Cada vez hay más evidencia científica sobre la relación que existe entre una microbiota equilibrada y la prevención del cáncer de colon, por lo que cuidarla es un factor fundamental. Y no nos referimos a cuidar únicamente la microbiota del colon, sino de todo el sistema digestivo, ya que esta empieza en la boca. Además, resulta también importante cuidar el resto de la microbiota de nuestro cuerpo, como la vaginal, la que se encuentra en la piel o en el tracto respiratorio, entre otros, ya que una salud global va a cobrar importancia en esa prevención.

Para cuidar la microbiota del sistema digestivo, que comienza en las mucosas de la boca, viajando por esófago, estómago e intestinos, hay varias pautas sencillas de llevar a cabo que podemos empezar a aplicar desde ya.

  1. Mantener ayunos de 4hrs entre tomas, y realizar ayunos nocturnos de 10-12hrs para el reposo intestinal y reequilibrio de las mucosas digestivas. El picoteo constante es lo peor para nuestro sistema.

  2. Cambiar azúcares por edulcorantes no es una buena idea, en especial los polialcoholes como maltitol, xilitol, sorbitol… que generan disbiosis (alteración de la microbiota) oral e intestinal. Son productos, ya sean los azucarados o edulcorados, de bajo consumo o esporádico.

  3. Usar especias en la cocina y en infusiones está muy infravalorado y tiene propiedades digestivas y antiinflamatorias.

  4. Añadir 1 cucharada de vinagre de manzana sin filtrar o limón exprimido en nuestras comidas y cenas, o tomarla antes de estas, nos ayudará a mejorar el pH ácido del estómago, que con el estrés y la mala alimentación no suele estar muy equilibrado.

  5. Vigilar ingesta de fármacos como los AINES, los -prazoles o los antibióticos ya que “destrozan” nuestra microbiota. Importante tomarlos exclusivamente cuando son necesarios, no abusar y buscar otras medidas de salud y tratamiento. Si se toman, valorar con nuestro médico o nutricionista introducir un probiótico o suplemento adecuado como la betaína o alguna ayuda hepática para repoblar y regenerar.

  6. Dieta alta en fitoquímicos y antioxidantes con gran presencia de frutas y verduras, alimentos naturales, frutos secos, semillas, patatas, legumbres, huevos… reduciendo envases de plástico y latas, y eligiendo al natural o en botes de vidrio para controlar la ingesta de tóxicos y microplásticos.

  7. Incluir alimentos ricos en MACS (carbohidratos accesibles a la microbiota) como patatas y boniatos, verduras como todas las coles, crucíferas, alcachofas y espárragos… Además de ingesta suficiente de prebióticos, como semillas de lino y chía, avena, plátano, cebada, setas, pescados azules, aceite de oliva… Probióticos como la kombucha, kéfir o chucrut y posbióticos con grasas saludables.

    *Un truco culinario es generar almidón resistente cocinando las patatas o la avena, enfriándolas a temperatura de la nevera y volverlas a recalentar para comerlas. Este almidón resistente es alimento nutritivo para esa microbiota que nos ayudará con notoriedad.

  8. No olvidar los pilares de siempre como un buen descanso, exposición a la naturaleza, manejo del estrés… ya que el eje intestino-cerebro está muy conectado y conviene prevenir el cáncer también desde ese enfoque.

Cada vez tenemos más información a nuestro alcance para poder prevenir el cáncer de colon y poder mejorar el tratamiento de personas que ya lo tienen diagnosticado.

Redactado por:

Mireia Elías Fernández

Dietista-Nutricionista Col.MAD00190 y fundadora de Alimentación 3S.

¿Te ha gustado esta noticia? Comparte:

Comunidad Audicion Sana