logo
Inicio > Noticias > vida saludable > > Golpe de calor: qué es, cuáles son sus síntomas y cómo prevenirlo

Golpe de calor: qué es, cuáles son sus síntomas y cómo prevenirlo

VIDA SALUDABLE - 5 de julio de 2024

El verano es la época del año más deseada, ya que se relaciona con las vacaciones. Pero además, esta estación puede traer conllevar unas altas temperaturas que pueden resultar peligrosas, como el llamado golpe de calor, una emergencia médica que puede requerir atención médica.

 

¿Qué es el golpe de calor?

 

El golpe de calor es un aumento grave de la temperatura corporal, generalmente por encima de los 40°C, que ocurre cuando el cuerpo no puede regular adecuadamente su temperatura. El golpe de calor aparece normalmente cuando nos exponemos a altas temperaturas durante mucho tiempo, ya sea por condiciones ambientales o por la hacer ejercicio físico intenso con una temperatura elevada.

 

El cuerpo humano tiene mecanismos para controlar la temperatura, como la sudoración, sin embargo, a veces estos sistemas fallan y el cuerpo no puede restablecer su temperatura normal, produciéndose el golpe de calor. Las personas con mayor riesgo de sufrirlo son los menores de 5 años, especialmente bebés, los mayores de 65 años, personas con enfermedades crónicas o personas con obesidad o desnutrición.

 

Es importante estar atento a los signos de agotamiento por calor, un estadio previo al golpe de calor que incluye síntomas como sudoración excesiva, piel pálida, cansancio, mareos y calambres musculares. Si se presentan estos síntomas, es necesario buscar un lugar fresco, descansar y rehidratarse.

 

Los principales síntomas del golpe de calor incluyen:

  • Temperatura corporal elevada, a menudo por encima de los 40°C

  • Piel caliente, roja y seca, sin sudoración

  • Respiración y frecuencia cardíaca aceleradas

  • Dolor de cabeza intenso

  • Náuseas y vómitos

  • Confusión, agitación o desorientación

  • Convulsiones

  • Pérdida del conocimiento

 

Es importante estar atento a estos síntomas y actuar rápidamente, ya que el golpe de calor puede progresar rápidamente y causar daños vitales si no se trata de inmediato. En ese caso, lo primero es llamar a los servicios de emergencia. Mientras llegan, se debe trasladar a la persona a un lugar fresco y sombreado y colocarla en posición semisentada para facilitar la respiración. Si es posible, de le debe quitar la ropa y aplicar paños húmedos fríos en la frente, nuca y cuello, mientras se le da aire con un abanico o similar. Si la personas está consciente, debe dar pequeños sorbos de agua. Si ha perdido el conocimiento, hay que colocarla en posición lateral y continuar intentando enfriarle hasta que llegue la asistencia médica.

 

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

 

Afortunadamente, el golpe de calor se puede prevenir con algunos consejos, como:

  • Evitar exponernos al sol durante las horas centrales del día.

  • Permanecer en lugares frescos y con aire acondicionado siempre que sea posible.

  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros que permita la transpiración.

  • Cubrirse la cabeza y los ojos con sombreros, gorras y gafas de sol.

  • Beber muchos líquidos, especialmente agua, y evitar las comidas pesadas.

 

 

 

Fuentes consultadas:

Redactado por:

Conectando Pacientes

¿Te ha gustado esta noticia? Comparte: