> ¿Deporte por la mañana o por la noche?
deporte por la mañana o por la noche
05 de noviembre de 2020

¿Deporte por la mañana o por la noche?

A la hora de hacer deporte es importante saber escoger la hora del día que vas a dedicar para hacer tu rutina de ejercicio físico. En verano, con el calor, es vital evitar las horas centrales del día en las que el sol aprieta más y las temperaturas son más elevadas. Por ello, solemos escoger las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde e incluso por la noche, pero ¿cuándo es realmente mejor hacer deporte?

En primer lugar, algunos expertos aconsejan que escojamos el momento del día en el que sepamos que no vamos a fallar porque lo tengamos más libre de compromisos, trabajo u otra serie de contratiempos o excusas que nos podamos poner para faltar a la cita diaria con el deporte. En resumen, ese rato debe encajar con nuestro estilo de vida.

En cambio, existe otro grupo de expertos que sugiere que nuestra elección depende más de otros muchos factores como puede ser el objetivo deportivo que nos hayamos marcado.

Para que te resulte más sencillo saber elegir qué horario te conviene más, a continuación, te exponemos las diferencias entre hacer ejercicio por la mañana, por la tarde y por la noche.

 

Hacer deporte por la mañana.

Si nuestro entrenamiento consiste en hacer ejercicios de fuerza o actividades para desarrollar el músculo, la mañana, concretamente alrededor de las 9, es la mejor hora porque la testosterona se encuentra en su nivel más alto y esto repercute en un aumento de la masa muscular.

Aunque esta hora requiere, en especial, de un buen calentamiento, puesto que el cuerpo se encuentra en su temperatura corporal más baja y hay un menor flujo sanguíneo, ayuda también a activarse para empezar el día y afrontarlo con energía por la adrenalina que se genera con el deporte.

Por otro lado, es el mejor horario para hacer del ejercicio físico un hábito puesto que, aunque hay que levantarse un poco antes de la cama, hay mayores garantías de que no surjan imprevistos, que suelen aparecer a lo largo del día.

 

Hacer deporte por la tarde.

A esta hora del día corremos el riesgo de encontrarnos más cansados después de una dura jornada de trabajo o un día largo, pero también se producen una serie de mejoras a nivel fisiológico: más coordinación, mayor velocidad de reacción, así como eficacia cardiovascular y fuerza muscular.

Además, el riesgo de hacernos algún tipo de lesión es menor, puesto que los músculos están más calientes y flexibles, lo que lo hace un momento ideal para realizar actividades de alto impacto como son los deportes de contacto o el crossfit.

A nivel psicológico, es una muy buena manera de desestresarse y desconectar de los problemas que hayan ocurrido.

 

Hacer deporte por la noche.

Esta es la opción que menos recomiendan los expertos. Si bien es cierto que, sobre todo en los meses de calor, es tentadora, no es la mejor. La práctica de ejercicio físico aumenta el ritmo cardíaco y el organismo genera adrenalina, lo que hace más complicado conciliar el sueño.

Además, si se realiza al aire libre, al no haber la suficiente luz y la visibilidad ser muy reducida en determinadas zonas, reduce la sensación de seguridad y la comodidad.

Redactado por: Conectando Pacientes

¿Te ha gustado esta noticia? Comparte:

Síguenos en facebook


10 beneficios de andar a diario

23 julio, 2021

Todo lo que debes saber sobre el programa de cribado de cáncer colorrectal

23 julio, 2021

¿Son buenos los suplementos con aceite de pescado?

23 julio, 2021

¿Te está gustando este contenido?

REGISTRATE en nuestra plataforma y descubre más